91 770 58 85 info@playattention.es
NIÑOS

Play Attention está diseñado para que pueda ser utilizado de una manera muy sencilla, si bien en el caso de niños o usuarios limitados, es importante la figura delcoach o instructor.

El coach es la persona encargada de supervisar el desempeño del usuario, observar sus conductas y actitudes, monitorizar los progresos observados y coordinar el plan de recompensas y refuerzos a fin de consolidar lo aprendido.

Dada la facilidad de uso del programa Play Attention, cualquiera puede desempeñar el rol del instructor. El coach no tiene por qué estar especialmente adiestrado, y en la mayor parte de los casos son los propios padres, abuelos, etc. quienes ejercen esta función.

Todo lo que se necesita es consistencia, paciencia y una actitud positiva. El coach es una “red de seguridad” para el usuario; de esta manera, cuando la atención del usuario empieza a disminuir, su instructor está allí para encaminarlo nuevamente.

En esta línea, los éxitos de Play Attention son presentados como una serie de pequeños triunfos. Normalmente se notaran cambios menores en las primeras semanas de juego. Mayor concentración, atender mejor las instrucciones, mayor capacidad para hablar con oraciones más completas y complejas. El coach ha de estar atento a todos los cambios, reconociéndolos y premiándolos, a fin de motivar al usuario.

Para el coach, únicamente es necesario seguir las instrucciones claramente especificadas en el Manual de Usuario para llevar a cabo su misión.

Además, con cada sistema siempre se recibe un curso inicial de puesta en marcha y manejo del sistema y siempre tendrá a su disposición el soporte necesario para todas las dudas que puedan ir surgiendo durante el proceso.

Existen tres “deberes” principales de un instructor, y cada uno de ellos se fundamenta en el anterior:

En pocas palabras, esto simplemente significa observar hacia dónde está mirando el usuario, algo muy sencillo pero de vital importancia.

A través del BodyWave sólo se está registrando la actividad cerebral, así que éste no puede comprobar dónde están los ojos de la persona que está jugando. El BodyWave no sabe hacia dónde está mirando o qué está escuchando un usuario; incluso, ni siquiera sabe si los ojos de un usuario están abiertos. Como tal, el sistema no puede decir a qué le está prestando atención un usuario… sólo puede saber si un usuario está ATENTO.

El sistema puede indicar la diferencia entre concentración y dispersión; pero lo que no puede hacer es indicar la diferencia entre la concentración en un objeto y concentración en otro. Desde el punto de vista de la actividad cerebral, concentración es solamente concentración.

El entrenamiento de la atención que proporciona Play Attention se basa en la retroalimentación – comprendiendo cuándo estamos prestando atención y cuándo no estamos prestando atención. Esto se realiza mediante la interacción con los juegos y personajes en la pantalla.

El coach debe estar allí para asegurarse de que siempre que un juego esté en marcha, los ojos del usuario estén abiertos y en la pantalla. Esto asegura que el usuario se encuentre en el ciclo correcto de retroalimentación.

Instruir está directamente relacionado con las reglas de Play Attention:

    1. Hablar sólo después de que un juego haya terminado.
    2. Moverse tan poco como sea posible durante los juegos.
    3. Relajarse, respirar normalmente y ¡disfrutar del juego!

El coach, además de realizar un seguimiento adecuado del usuario mientras éste juega, ha de orientarle específicamente para aumentar su concentración y evitar conductas distractoras.

Asimismo, es recomendable su interacción con el usuario entre juego y juego, mediante refuerzo positivo, motivándole por sus éxitos y progresos.

Durante el juego esta interacción ha de reducirse al mínimo, ya que los propios juegos ofrecen refuerzo positivo o negativo en función del estado de atención registrado y los avances conseguidos.

El sistema Play Attention incluye una tabla orientativa de posibles conductas distractoras, además de un registro informatizado de las mismas a lo largo de las diferentes sesiones, lo que proporciona una información clara y precisa de los progresos realizados en la mejora de la atención y en la eliminación de las conductas distractoras, impulsivas, hiperactivas, etc.

El moldeamiento de la conducta en Play Attention se basa en un planteamiento no punitivo. Teniendo en cuenta que Play Attention permite a los usuarios ver la relación directa entre su atención y su comportamiento, el usuario aprende que mejor atención es igual a mejor comportamiento. Mejor comportamiento es igual a mejores calificaciones en el colegio o mayor productividad en el trabajo.

El sistema dispone de una herramienta específica para ayudar en la modificación de la conducta: la Session Rating Scale (SRS) o Escala de Evaluación de Sesión, a través de la cual y de un modo muy sencillo el coach es capaz de revisar las conductas a lo largo de las sesiones y realizar el seguimiento adecuado para premiar e incentivar los cambios de conducta observados.

ADULTOS

En el caso de los adultos, la figura del coach no es siempre necesaria.

Esto generalmente no constituye un problema debido a la secuencia natural de la maduración y el desarrollo de conjuntos de habilidades compensatorias que mitigan las conductas autodistractoras. A lo largo de su vida, una persona desarrolla autocontrol y, por lo tanto, la habilidad para mantener sus ojos en la pantalla sin un instructor. Además, las conductas autodistractoras a menudo tienen un impacto mucho más atenuado en la atención global.

Así pues, la mayoría de nuestros usuarios adultos no incorporan instructores, lo cual es correcto. Mientras se mantenga un horario de entrenamiento consistente (mínimo de dos sesiones por semana, todas las semanas, preferiblemente a la misma hora y día cada semana), las habilidades de concentración se desarrollarán.

En cualquier caso, si el usuario adulto tiene acceso a una persona que en realidad pueda actuar como su coach y ser su “red de seguridad”, no hay peligro ni problema alguno en utilizar este recurso para acelerar el progreso.